Corazón de papel.

29008348966_8c3b296789_o

Aquí está

mi corazón de papel

esperando en la esquina

la respuesta a sus porques

mi corazón de papel

donde han escrito recetas

amuletos y mi ayer

Desprendido de libros

diccionarios

estrujado

de tantos escenarios

reiventando

en ocultos calendarios

con borrones de espanto

tinta corrida de llanto

Corazón de papel

Con su café

se hecho barquito 

y como diez avioncitos

notas sin prisa del destino

letras que caen al vacío

de un adiós

En un mundo al revés

mi corazón de papel

No se sacude la arena ni la sal

con su aroma de otoño

que no encuentra su lugar

Y ahí lo ves

esperando en la estación

un poquito mas viejo

con un leve temblor

y su canción

todavía de pie

Mi corazón de papel

Noviembre.

8214751963_57070bceb6_z

 

Miro siempre al sol que se va
Porque no sé qué algo mío se lleva.

Poema XXVII. Dulce María Loynaz.

 

De todos los meses, Noviembre ocupa en mi alma un sagrado espacio.

Llega con calma con su friecito y eso dias largos que a veces asustan.

Dulce presagio de la Navidad, las fiestas, las luces, el cielo gris.

Quizá soy un alma otoñal, quizá soy solo un poema confuso ante el calendario.

Pero es asi. Noviembre siempre me encuentra.

Saber que el año casi termina, que hasta aquí hemos llegado.

Y luego las hojas secas, el cansancio de una estación que lucha por no confundirse con el invierno.

Ver a Dios en los colores esparcidos en el suelo.

Ver a Dios y abrazarlo en el silencio, en el minuto ese donde tus ojos navegan en su regazo.

Y en un atardecer nublado tomas tu café, con esa certeza de que al final siempre volverán los dias verdes de Abril.

Quizá soy un alma otoñal…o puede ser que simplemente voy contando las hojas en espera de la eternidad.