Corazón de papel.

29008348966_8c3b296789_o

Aquí está

mi corazón de papel

esperando en la esquina

la respuesta a sus porques

mi corazón de papel

donde han escrito recetas

amuletos y mi ayer

Desprendido de libros

diccionarios

estrujado

de tantos escenarios

reiventando

en ocultos calendarios

con borrones de espanto

tinta corrida de llanto

Corazón de papel

Con su café

se hecho barquito 

y como diez avioncitos

notas sin prisa del destino

letras que caen al vacío

de un adiós

En un mundo al revés

mi corazón de papel

No se sacude la arena ni la sal

con su aroma de otoño

que no encuentra su lugar

Y ahí lo ves

esperando en la estación

un poquito mas viejo

con un leve temblor

y su canción

todavía de pie

Mi corazón de papel

El don fundamental.


6986249005_1b86c7ddd3

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese

 toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. 1 Corintios 13:2.

El amor es lo que nos define como cristianos. Es la marca de nuestra fe, la prueba palpable de que Dios vive en nosotros. Se cuenta que el apóstol Juan, cada vez que predicaba en una iglesia, repetía una y otra vez : “Amense los unos a los otros”, y lo hacia de una manera insistente. Cuando alguien le preguntó en algún momento al respecto, el apóstol le respondió que cuando lográramos amarnos los unos a los otros en su totalidad, habremos alcanzado la meta.

Podemos llegar a tener mucho conocimiento bíblico, llegar a dominar cada tema y cada doctrina al cien por ciento, podemos tener los dones más llamativos y populares, y tener los templos más lujosos y las congregaciones más numerosas. Podemos presumir de nuestros logros, pero si lo que nos mueve no es el amor, si la razón principal en nuestro corazón no es amar, entonces todo aquel que no conoce a Jesús…vagamente escuchará lo que decimos Porque si no amamos y no mostramos amor, es como si habláramos en un idioma desconocido. Porque sin amor, no somos nada.

El evangelio en su más pura esencia es amor, cuantas veces olvidamos esa verdad, y nos enredamos en cosas que terminan por hacernos insensibles a la voz de Dios. No permitamos que nuestro espíritu se confunda. El camino del amor es el único que nos llevara hacia la madurez. Dios entregó a su hijo por amor y si hoy gozamos de salvación y vida eterna es por ese gran amor. Entonces, solamente amando podremos llevar la luz a un mundo que vive en oscuridad y dolor, un mundo donde reinan el rechazo y el odio.

El amor es lo que nos da valor, lo que nos eleva.

Amar, simplemente amar.