La ausencia de mi.

8005562089_4d699d118b_z

Quisiera contarte mis silencios, esos silencios largos y grises en los que me pierdo.

Te cantaría todos los atardeceres que llevo acumulados en el pecho.

Y es que cada tarde en cadencia guarda un millón de notas y versos.

Si miraras la sombra de todas mis luchas.

Mi sombra obstinada que revela esos campos de batalla por los que he pasado.

Hay tantas lágrimas que no he dicho.

Hay tanto mar de oraciones y ruegos.

Debes saber que cuando solo se trata de tratar, el vuelo mas valiente es el de la mariposa.

Esperaría con fe atrevida que comprendieras una mente de castillos destruidos y un alma frágil que a veces se tambalea.

Te quiero pintar un lienzo con la ausencia de mi, para que veas que nunca me he ido de los pinceles y colores.

Para que sientas la historia….y olvides la ausencia.

Quisiera.

8985713027_55417b7ccc_z

Quisiera ser la esperanza

Que tu alma necesita

Quisiera ser el abrazo largo

Que tu soledad clama

Quisiera ser sueño y descanso

Para tus ojos

Quisiera ser la respuesta

A todos tus clamores

Quisiera tanto

Tanto quisiera

Poder virar el mundo al revés

Y que todo sea mas bello

Y que tu llanto sea rocío

Y que me sobre la alegría

Para sembrarla en tu ventana

Todos los días

Yo quisiera

Todos los días.

La espada silenciosa.

“La muerte es una vida vivida.

La vida es una muerte que viene.”

Jorge Luis Borges.

 

Es la noche la espada silenciosa

que hiere lentamente el alma.

Las horas sin luz, las horas sin tiempo.

La madrugada que no habla,

que muda se queda mirando

los espacios que cuelgan en mis pupilas.

 

Es la hora del olvidado.

 

Quisiera sacar todo esto que aprieta mi pecho,

a puño limpio golpear el aire triste

que respiro

que se cuela en mis pulmones

en mis venas

en la entraña más profunda de mi mente.

 

¿Adónde se van mis suplicas?

Todas estas diminutas oraciones

que me salen en monosílabos debiles.

 

Es la hora de quien está solo.

 

Estos sueños que me empujan,

poco a poco me hunden

en una espiral sin fondo.

Tengo miedo de todo.

Y a la vez no tengo miedo

alguno de que todo acabe.

 

Es la noche la espada silenciosa.

 

La espada silenciosa.