Hay esperanza.

6034259172_bba46aa39a_z

Hay esperanza

Créeme

Se de los pozos sin fondo

De la soledad que duele

Hay esperanza

A veces pensamos que morimos sin remedio

Sentimos que morimos lentamente

Pero hay vida

Aun queda luz para el débil

No te rindas

No dejes que el sueño de la muerte te venza

Ora

Ora

No te rindas

Hay esperanza

No estás solo

Se de la tristeza profunda como el mar

Se de las sombras y penas sin nombre

Yo se…

Pero debemos continuar

Hay esperanza

Toma mi mano

Toma la mano de Dios

Mañana será un nuevo día

Deja que el sol te hable

Siente la luz del día en tus ojos cansados

Siente como se secan tu lágrimas con la brisa

Hay esperanza

No te rindas

Las melodías del cielo pronto estarán en tu alma…

Quisiera.

8985713027_55417b7ccc_z

Quisiera ser la esperanza

Que tu alma necesita

Quisiera ser el abrazo largo

Que tu soledad clama

Quisiera ser sueño y descanso

Para tus ojos

Quisiera ser la respuesta

A todos tus clamores

Quisiera tanto

Tanto quisiera

Poder virar el mundo al revés

Y que todo sea mas bello

Y que tu llanto sea rocío

Y que me sobre la alegría

Para sembrarla en tu ventana

Todos los días

Yo quisiera

Todos los días.

Acompáñame con un café.

 

 

8041950284_2c8d8eb405

 

(dedicado a la persona que llegó al blog con esta frase…)

“Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.” Antoine de Saint-Exupery.

Querido lector.

Claro que si, te acompaño con una cafecito no solo hoy, sino todas las noches que quieras.

Yo entiendo tu deseo, ¿cuantas veces no lo habré sentido yo?…

Es el deseo del solitario, del incomprendido, del que no sabe que hacer con las revoluciones de su cabeza.

Porque tu no quieres hablar por teléfono, ni quieres gastar tus dedos en mensajes de texto.

Tu quieres compañia.

Te cuento algo, según la Real Academia de la Lengua Española, una de las definiciones de acompañar es: “Participar en los sentimientos de alguien.”

Y esto no lo hace cualquiera.

Esto requiere entereza, amor y respeto.

Recuerda esto, aquellos que te acompañen de verdad, nunca te van a dejar.

En cuanto al café, ¿que te puedo decir?….me parece que al igual que yo, el café ha sido tu compañero desde hace mucho, mucho tiempo.

No te rindas, si algo he aprendido en mis andares por desiertos y montañas, es que al final no estamos solos.

Dios siempre va a encontrar la manera de abrazarte.

Y la compañia llega, cuando menos los esperas y desde los lugares mas lejanos a veces.

Y entre sorbo y sorbo de este delicioso café, te cuento algunas cosas.

Hoy termina un lluvioso mes de Julio.

He conocido a alguien de otro planeta. (en serio…)

Hace unos dias una niña decidió llamarme “blue”….

Y bueno, no te voy a decir que la vida es buena, pero si te puedo asegurar que si tratas tu de ser bueno, la vida te revelará secretos buenos.

Espero que hayas disfrutado el café y la compañia.

Ya sabes donde encontrarme.