Azul (tratando de encontrar palabras).

33485739131_9ba9cd0219_o

Tan alto

En el azul inmenso 

Metida dentro de las nubes 

Y rodeada de nostalgias y sueños atrapados en el tiempo de la espera

Llegadas

Partidas

Siempre abrazos 

Siempre lágrimas 

Tanto amor llendo y viniendo

Que las maletas van dejando  un aroma de sentimientos confusos 

Si pudiera decir 

Si tan solo pudiera esbozar los miles de latidos y palabras que viven sepultadas en el silencio de las separaciones

Aqui arriba de repente no sé para donde voy

Llego

Me voy

Regreso

Y estas alturas blancas

Qué por momentos susurran mi nombre

No lloro

Pero el corazón se me estruja tan fuerte por raticos

Y yo sigo tratando de encontrar palabras

Anuncios

Foto diaria. Día 2. Paz.

 

IMG_3832 (1024x768)“Blue as the evening sky, blue as cranesbill flowers…
Yes, sometimes it was hot in this world, too. 

Hot and cold, light and dark, terrible and beautiful, 

it was everything all at once….

You felt and heard and smelled and saw,
but your heart remained strangely calm,
as if it were resting before the dance began again.

Peace. Was that the word?”

– Cornelia Funke.-

Paz es una palabra rara para describir. Incluso para lograr una imagen que transmita lo que tu alma en ese momento siente/entiende como paz, es difícil.

Siempre he escuchado que un bebé durmiendo es la imagen perfecta de paz. O una paloma blanca. O el signo de paz y amor con tus dos dedos en forma de v. Las personas sienten paz, o lo que ellos entienden que es paz, de mil maneras diferentes. Se supone que es algo bueno. Algo refrescante. Un regalo. Una meta. Un ideal. Un estado de la mente. Un sentimiento del corazón. Un momento al día. Un aspecto que se debe/tiene que tener en la vida.

¿Pero que es en realidad la paz?.

Punto y muy aparte de todas las respuestas clásicas, religiosas, o frases de grandes pacificos y luchadores de paz en la historia, la paz es algo que cada cual, de forma muy personal, debe buscar, encontrar, perder, y re-definir mil veces en el camino.

Cuando alguien muere acostumbran a decir: descanse en paz. O si es un enfermo que ha estado sufriendo por largo tiempo, cuando finalmente muere, se dice: ya está en paz….ya no sufre.

No sé, quizá haya una contradicción es esta extraña hermandad entre la muerte y la paz. Puede que no sea una contradicción. Puede que sea una de las tantas y complejas definiciones de paz.

Otros sienten paz con su casa limpia y ordenada. Con las cuentas de banco llenitas. Con un carro moderno, un teléfono de los últimos que han salido, ropa al dia y de marca. Con un carrera universitaria terminada. Con casarse y tener hijos bonitos y gorditos. O de plano viendo televisión tres horas en un sofá lleno de cojínes.

Están los que solo sienten o hallan paz en la iglesia. Orando. Cantando. Leyendo la Biblia. Meditando. Haciendo Yoga. Respiración profunda. Tomando un baño largo. Durmiendo hasta que ya no pueden más. Tomando tragos de cerveza o licor hasta perder la noción de la realidad. Mirando el mar. Caminando. Leyendo. Escribiendo. Tomando fotos. Llorando. Gritando. Tomando café. Siendo abrazado por un amigo. Sosteniendo la mano de alguien en dolor. Siguiendo pasos de algún libro de moda. Tomando medicamentos. Fumando. Drogandose. Tú nombralo….las mil una maneras de hallar la paz.

Otra vez, no sé.

Pero si sé que hay ese desgarrador deseo muy en lo profundo de los dolores, ese grito ahogado en medio del llanto que quema los ojos y el alma, uno quiere paz. Estar en paz.

Y ahora considero atrevido decirle a alguien, o incluso que alguien me diga: esto es la paz, solo aquí está la paz, haciendo esto encontrarás la paz, creyendo esto vivirás en paz.

Al final toda esta divagación muere en donde van a parar todas las demás definiciones y especulaciones humanas….en el regazo infinito/silencioso/invisible/eterno nada fácil de entender…todo muere en Dios.

Dicta un doctrina que para vivir hay que morir primero.

Diría yo….y no me hagas caso….quiza no sabemos nada de paz. Quizá para encontrar la paz, para sentirla…hay que morir, no sé de que manera. Quizá la paz no es de este mundo. Pero ya te dije….no me hagas caso.