Corazón de papel.

29008348966_8c3b296789_o

Aquí está

mi corazón de papel

esperando en la esquina

la respuesta a sus porques

mi corazón de papel

donde han escrito recetas

amuletos y mi ayer

Desprendido de libros

diccionarios

estrujado

de tantos escenarios

reiventando

en ocultos calendarios

con borrones de espanto

tinta corrida de llanto

Corazón de papel

Con su café

se hecho barquito 

y como diez avioncitos

notas sin prisa del destino

letras que caen al vacío

de un adiós

En un mundo al revés

mi corazón de papel

No se sacude la arena ni la sal

con su aroma de otoño

que no encuentra su lugar

Y ahí lo ves

esperando en la estación

un poquito mas viejo

con un leve temblor

y su canción

todavía de pie

Mi corazón de papel

Anuncios

Hagámonos compañía.

 

 

(dedicado a la persona que llegó al blog con esta frase).

 

Hagámonos compañia

Tu te quedas

Yo me quedo

En silencio miramos la luna llena

No te vayas

Toma mi mano

Dejame darte un abrazo

Hagámonos compañia

Colaremos café

Y me contarás de tus cosas

Yo te escucharé

Oh es una delicia no estar solos verdad?…

Te cuento del clima

Que ya viene el otoño

Y que me he resfriado

Que la abuela ahora si está apagandose

Más café?

Hagámonos compañia

Por qué será que siempre andamos apurados?

Nunca hay tiempo

Hay que cambiar eso

Te gusta esa cantante?

Deja te paso su música

Y de paso llevate este libro

De seguro que te encanta

Que te has enamorado?

Cuentame tus alegrías

La noche es larga

Hagámonos compañia

Que los ojos tristes?

No es nada

Aquellas cosas dejan sus estragos

Pero vamos creciendo

A pesar de los insomnios

Dios nos cuida

Y que serán de las noches largas?…

Donde nadie entiende

Porque queremos compañia

Cuando el tic-tac del reloj

Parece sinfonia

Ahora que importa

Sigamos hablando

Hagámonos compañia

Acompáñame con un café.

 

 

8041950284_2c8d8eb405

 

(dedicado a la persona que llegó al blog con esta frase…)

“Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.” Antoine de Saint-Exupery.

Querido lector.

Claro que si, te acompaño con una cafecito no solo hoy, sino todas las noches que quieras.

Yo entiendo tu deseo, ¿cuantas veces no lo habré sentido yo?…

Es el deseo del solitario, del incomprendido, del que no sabe que hacer con las revoluciones de su cabeza.

Porque tu no quieres hablar por teléfono, ni quieres gastar tus dedos en mensajes de texto.

Tu quieres compañia.

Te cuento algo, según la Real Academia de la Lengua Española, una de las definiciones de acompañar es: “Participar en los sentimientos de alguien.”

Y esto no lo hace cualquiera.

Esto requiere entereza, amor y respeto.

Recuerda esto, aquellos que te acompañen de verdad, nunca te van a dejar.

En cuanto al café, ¿que te puedo decir?….me parece que al igual que yo, el café ha sido tu compañero desde hace mucho, mucho tiempo.

No te rindas, si algo he aprendido en mis andares por desiertos y montañas, es que al final no estamos solos.

Dios siempre va a encontrar la manera de abrazarte.

Y la compañia llega, cuando menos los esperas y desde los lugares mas lejanos a veces.

Y entre sorbo y sorbo de este delicioso café, te cuento algunas cosas.

Hoy termina un lluvioso mes de Julio.

He conocido a alguien de otro planeta. (en serio…)

Hace unos dias una niña decidió llamarme “blue”….

Y bueno, no te voy a decir que la vida es buena, pero si te puedo asegurar que si tratas tu de ser bueno, la vida te revelará secretos buenos.

Espero que hayas disfrutado el café y la compañia.

Ya sabes donde encontrarme.