Emmanuel.

40172570811_111bfef69a_o

Mar de amor en una noche silenciosa

Acuarela de estrellas y milagros

Mar de amor en un pesebre pequeñito

La vida ya no ha sido la misma

Porque contigo hubo

panes y peces para todos

El mejor vino en una fiesta

Perdón y gracia espantando piedras

Tumbas vacías

Tienes esa capacidad de estar

conmigo siempre

Terco me has abrazado

Tu no dejas

Tu no sueltas

Tu conmigo hasta lo negro

Tu mi luz y mesa para dos

Tu conmigo siempre

Mar de amor en una canción de cuna

Quiero mirarte hoy

Recordar que te tengo

Que el mejor presente es tu Presencia

Que amarte es una urgencia del alma

Tu conmigo

Incomprensible poema eterno

Mar de amor nuestra Belén diaria

Emmanuel

Tu conmigo

Con nosotros

Dulce como la miel tu nombre

Emmanuel

Foto: Raul Perdomo
*y Le pondrá por nombre Emmanuel (Dios con nosotros) Isaías 7:14 NBL*

Suficiente.

IMG_6482 2

…pero él me ha dicho: «Con mi gracia tienes más que suficiente, porque mi poder se perfecciona en la debilidad.»…2 Corintios 12:9.

las orillas rocosas son amplias

mis mares son bravos

son bravos los vientos

remando y remando

esquivando el abismo

susurras sereno en la niebla

es suficiente

más que suficiente

no soy yo valiente

solo te he mirado

y a cambio me has dado

reposo y remanso

un puesto a tu lado

un canto sin llanto

tu amor

es suficiente

más que suficiente

mis ojos se limpian

las horas que llueven

a veces ni puedo

pero tu estás siempre

la miel de tu abrazo

el calor de tu pecho

la gracia

tu gracia

más que suficiente

 

El don fundamental.


6986249005_1b86c7ddd3

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese

 toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. 1 Corintios 13:2.

El amor es lo que nos define como cristianos. Es la marca de nuestra fe, la prueba palpable de que Dios vive en nosotros. Se cuenta que el apóstol Juan, cada vez que predicaba en una iglesia, repetía una y otra vez : “Amense los unos a los otros”, y lo hacia de una manera insistente. Cuando alguien le preguntó en algún momento al respecto, el apóstol le respondió que cuando lográramos amarnos los unos a los otros en su totalidad, habremos alcanzado la meta.

Podemos llegar a tener mucho conocimiento bíblico, llegar a dominar cada tema y cada doctrina al cien por ciento, podemos tener los dones más llamativos y populares, y tener los templos más lujosos y las congregaciones más numerosas. Podemos presumir de nuestros logros, pero si lo que nos mueve no es el amor, si la razón principal en nuestro corazón no es amar, entonces todo aquel que no conoce a Jesús…vagamente escuchará lo que decimos Porque si no amamos y no mostramos amor, es como si habláramos en un idioma desconocido. Porque sin amor, no somos nada.

El evangelio en su más pura esencia es amor, cuantas veces olvidamos esa verdad, y nos enredamos en cosas que terminan por hacernos insensibles a la voz de Dios. No permitamos que nuestro espíritu se confunda. El camino del amor es el único que nos llevara hacia la madurez. Dios entregó a su hijo por amor y si hoy gozamos de salvación y vida eterna es por ese gran amor. Entonces, solamente amando podremos llevar la luz a un mundo que vive en oscuridad y dolor, un mundo donde reinan el rechazo y el odio.

El amor es lo que nos da valor, lo que nos eleva.

Amar, simplemente amar.