Manos de alfarero.

11413562353_83c0e83d4c_c

Junto a ti, encontré el lugar delicado que antes no vi.

No tengo prisa, porque ahora el tiempo no me afana.

Si lo que vale es conocerte…qué más da…soy como una niña…

Y ahora que estoy aquí, solo me importan tus palabras.

Oh, tus manos de alfarero!..

Para ti nada es mucho, ni poco, para ti solo hay sed que saciar y dolor que consolar.

Y hasta he descubierto que de vez en cuando, te pones a cantar…

 

Suficiente.

IMG_6482 2

…pero él me ha dicho: «Con mi gracia tienes más que suficiente, porque mi poder se perfecciona en la debilidad.»…2 Corintios 12:9.

las orillas rocosas son amplias

mis mares son bravos

son bravos los vientos

remando y remando

esquivando el abismo

susurras sereno en la niebla

es suficiente

más que suficiente

no soy yo valiente

solo te he mirado

y a cambio me has dado

reposo y remanso

un puesto a tu lado

un canto sin llanto

tu amor

es suficiente

más que suficiente

mis ojos se limpian

las horas que llueven

a veces ni puedo

pero tu estás siempre

la miel de tu abrazo

el calor de tu pecho

la gracia

tu gracia

más que suficiente

 

La mujer que no quiero ser.

 

7144883033_3aaac72c9e_z

You may encounter many defeats, 
but you must not be defeated. 
In fact, it may be necessary to encounter the defeats, 
so you can know who you are, 
what you can rise from, 
how you can still come out of it. 
~ Maya Angelou ~

Después de 32 años de ires y venires, he aquí me encuentro luchando contra las mareas de la vida. Puedo decir que he aprendido a los golpes, a las malas, con mucha sangre y dolor. Transito ahora un camino que muy pocos reconocen abiertamente que están en el. No voy a decir que voy con la frente en alto, pero voy haciendo lo que puedo con lo que tengo. No espero más allá de mañana y el cielo y la tierra a veces se juntan cuando el sol se pone.

Sé muchas cosas que fuí, y que no volveré a ser. No se mucho lo que soy ahora realmente. Me rompo tanto. Me vuelvo a armar tanto. Sería arriesgado decir. Pero si se lo que no quiero ser. Y a proposito de mujeres y celebraciones, te voy a decir tal cual que mujer no quiero ser. Es probable que no te guste, o a lo mejor en el fondo y aunque no lo digas también piensas como yo. Como sea. Aquí te va.

No quiero ser la mujer bonita, peinadita y bien vestida. La que habla bajito y cruza las piernas. Yo soy la que usa pijamas y ropa deportiva, la que odia los tacones, las compras, las peluquerias, la que anda en pantuflas o chancletas, y siempre trae colita de caballo, yo no me “hago el pelo”, yo me lo peino. Me siento como más cómoda esté, no guardo etiquetas, y verás que por mis problemas de ansiedad siempre estoy meneando los pies que hasta dicen que muevo el carro si esta andando. Hablo alto, y me expreso con las manos, y si estoy triste mis ojos te lo van a decir. Yo no quiero ser la mujer que ora conforme a las ideas de alguien más, ni leo libros de caratula rosada.Yo escucho música por la libre, oro sin horario y me agarro de la mano de Dios y ahí me quedo pegadita cuando no puedo más. Yo no quiero ser la mujer que se demora una hora arreglandose y maquillandose. La que tiene que tener colección de zapatos y carteras. Yo uso las cosas hasta que se rompen. Y me visto en cinco minutos. Yo no quiero ser la mujer que te encante porque camino muy chulo y me visto cosa linda. Yo soy la que te voy a decir lo que pienso, la que te voy a preguntar que lees, que crees, que dices, que vives. Yo no te voy a encantar con mi cocina, mi peinado o mis uñas “hechas”. Yo te voy a mostrar mis fotos, mi blog y mis medicinas…a ver si aguantas.

No quiero ser la mujer aquella que pintada en la pared sigue reglas que no entiende. No quiero ser la mujer que calla su consciencia y sus ideas para guardar la formas. La que espera si acaso ser una buena mujer para llegar al cielo. Yo no.

Yo soy otra mujer. Me guste o no. Y no pienso matricular en la escuela de mujercitas bellas para agradar la multitud.

Así que seas la mujer que seas. Se tu misma todos los dias…. se libre aun si sufres y tus manos se queman.

Se la mujer que quieres ser, rota, herida, callada, gritona…se tu…y los demás, como diría Alejandro Sanz: “los demás que aguanten”…