Prometo tratar.

0E7A929A-BF88-4E62-B1BD-9CC15001036F

 

La verdad es que haber escrito dos entradas en el blog este año, es imperdonable. No es que el blog se queje…es que está llorando el pobre.

Prometo tratar.

Para mi la vida se trata de tratar. No rendirse. Luchar. Y volver a empezar las veces que sean necesarias. Eso lo he aprendido a fuego y dolor en los últimos siete años.

Y bueno, reconocer también que la vida se escribe sola. Basta para leerla mirar un atardecer, abrazar a alguien, mirarte en el espejo. Siempre cultivando el hábito de leer, y si eso incluye encontrar un párrafo o un poema en la vida diaria y lo inesperado, pues por que no abrir mas los ojos del alma y leer la vida?.

Nos leemos y escribimos a la misma vez mis amigos.

Les mando un abrazo y espero curar la tristeza del blog.

Anuncios

Manos de alfarero.

11413562353_83c0e83d4c_c

Junto a ti, encontré el lugar delicado que antes no vi.

No tengo prisa, porque ahora el tiempo no me afana.

Si lo que vale es conocerte…qué más da…soy como una niña…

Y ahora que estoy aquí, solo me importan tus palabras.

Oh, tus manos de alfarero!..

Para ti nada es mucho, ni poco, para ti solo hay sed que saciar y dolor que consolar.

Y hasta he descubierto que de vez en cuando, te pones a cantar…

 

Señor de mi vida.

 

 
IMG_6790 2

 

Todos estos dias

todos estos llantos,

las mil y una noches

de vasos quebrados,

Señor de mi vida…

tu no me has dejado.

Estos doce meses

que han sido como años,

todos los silencios

todos los rechazos,

Señor de mi vida….

como me has amado.

Cerca de la muerte

cerca de lo bajo,

gritandote a veces

otras renegando,

con tanta paciencia

tu me has abrazado,

Señor de mi vida…

como me has salvado.

Ahora mis ojos

te miran tan claro,

muda de esperanza

con fuerza en mis manos,

sujeta de tu gracia

que nunca ha faltado,

Señor de mi vida…

cuanto que me has dado.

Y como el milenio

acumula peldaños,

así se me sobran

razones y cantos,

y ahora que vivo

gracias a tu mano,

ahora sin miedo

con fe te declaro,

Señor de mi vida….

dueño de mis años.