El banco.

YI DIGITAL CAMERA

Hay un banco donde siempre te espero.

Sentada y despeinada miro la gente pasar.

Y esto, sabes, es algo sumamente triste.

No se, pero todo el que pasa deja tras de si

una estela sutil de melancolía.

Y la melancolía se convierte en lágrimas,

Mas bien diría que miro lágrimas pasar.

No es que tenga nada contra la tristeza, a la cual entiendo muy bien.

Solo que uno termina llorando en esta espera.

Creo que mucho no falta para que el cansancio que siento

me haga levantarme de este banco.

Y cuando lo haga, las melancolías y las lágrimas se quedaran muy solas.