Foto diaria. Día 5. Mirando hacia arriba.

IMG_4297 (1024x683)“Innocent youth. Lost dreams. Bitter past. Nothing is forgotten.”
Dennis Maglinte.

Mirar hacia arriba. Yo tengo que hacerlo a menudo. Soy bajita…bien bajita. Soy de las que tiene que pedir ayuda al tipo de Wal-Mart para que me alcance el frasco de Ovaltime que está hasta el último piso del estante. O si la vainita esa de pasar la tarjeta a la hora de pagar está muy alta (como hoy), me tengo que poner de puntillas para poder ver si me está pidiendo en número clave o si quiero efectivo de vuelta. Y asi….

Mirar hacia arriba. Hacia el cielo. Siempre arriba. Aunque hay dias que parece que se va a caer con tanta lluvia y truenos. Otros dias es lo más azul y hermoso que hay. Y otros dias (como hoy, otra vez), te acompaña en tu tristeza de lo nublado y gris que se pinta.

El cielo tiene un no se que esperanzador, intrigante. Bajo el mismo cielo estamos todos. Nosotros acá abajo. Y arriba el cielo. Aguantando aviones y pajaros todo el tiempo.

¿Qué hay en el cielo, o más allá del cielo?. Ya se, es una pregunta infantil dirás tu. O hasta tonta.

La tradición religiosa afirma que Dios vive en el cielo. Y que allá van los que mueren. Es decir, la gente buena y bonita que muere. Y que el cielo hay que ganarselo. O que es un regalo. Ir al cielo. Todo el mundo quiere ir al cielo. Hasta los perros van, según la película de Disney.

Yo pienso en el cielo mucho. No en las nubecitas con angelitos tocando músiquita aburrida con arpas y eso. Tampoco como el lugar donde uno va a estar cantando y haciendo picnics con toda la gente del pasado que ya murió. Seamos realistas, no hay descripción concreta y clara de como es el famoso y mal citado “más allá”…cuya dirección no se porque le han achacado al cielo.

Y no, la verdad no leido ningun libro de esos donde la gente va al cielo en un viajecito express mientras toman un break entre la vida y la muerte. No gracias.

Si digo que pienso mucho en el cielo es porque sí, de alguna manera tiendo a ubicar a Dios con ese espacio limpio y abierto. Pero lo que sea que signifique el cielo, sé que Dios mismo es parte del significado. Entonces el cielo puede estar en una taza de café, o en el mar azulito del caribe. O simplemente el cielo es Dios mismo. Y eso ni como entenderlo.

Mirar hacia arriba. Y a veces con el deseo desesperado de volar y desaparecer para siempre.

Y pensar que mis pies siguen pegados aquí abajo y ese gran vacio inmenso sobre mi cabeza que soy incapaz de cruzar mientras ande por esta vida.

Dios, estoy acá abajo mirando hacia arriba.

¿Me puedes ver?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s