Mándame el sol.

“Si sólo fuera-al fin…-un breve

reintegrarse a la nada tibia…”

Dulce Maria Loynaz.

a veces quisiera atrapar el sol

y guardarlo aquí en mi bolsillo

algo gastado por los intentos

algo gastado

 este abrigo de lana vieja

que casi no abriga

pero bien que me cobija

como cobija en las noches largas

 recuerdo a ratos los días aquellos

el pan caliente

la luna a medias

las risas frescas de mañanita

el canto tembloroso de abuelita

 y ver que ahora divago

los años pasan y pesan

y van marcando un surco en el alma

casi es de noche

casi es día

se me confunden las horas mías

 mira Señor que soy chiquita

que me hago neblina

me voy con la tarde quien sabe adonde

me hago rocío en la hierba fría

 vengo de aquel rincón

del vuelo perdido de una paloma

de aquella isla de tambores

de aquel sueño azul azul

vengo y voy Señor

 se que me miras

queriendo atrapar el sol

este noviembre

de frío y llanto

mandame el mar que tanto extraño

 casi es de día

casi es de noche

mira Señor

mis manos de invierno

mandame el sol

mandame el sueño ya sin espantos

 

One thought on “Mándame el sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s