Bokeh.

(Esto no es una clase de fotografía.)

Bokeh, pronunciado ‘boqué’, es un concepto japonés (boke) que significa desenfoque. En fotografía se utiliza este concepto para referirse a la calidad subjetiva de un objetivo por la estética de las zonas desenfocadas que produce en una fotografía.”  Wikipedia.

En otras palabras, si no eres fotógrafo, una foto con bokeh es esa en la que puedes ver en primer plano el rostro sonriente o la florecilla diminuta….y todo lo demás está “borroso”. Si eres fotógrafo o dominas algunos conceptos de la fotografía manual, el bokeh es la causa por la que buscas tener en tu mochila ese lente primo de 50 mm o 85 mm, ese que le puedes bajar la apertura a f1/.8 o f/1.4 y….oh yes!…la magia del bokeh te atrapa.

Desde que dejé la teología por la fotografía (por salud mental/emocional), me he dado cuenta que lamentable es vivir y funcionar en un mundo donde el conocimiento y el enriquecimiento del espíritu está confinado a cuatro cosas:

La iglesia.

-Las personas que tienen que ver con la iglesia.

-Los libros que hablan de las cosas que se hablan en la iglesia.

-La música que escuchas de camino a la iglesia, para después cantarla en la iglesia.

No me tomes a mal, bueno, al menos lee el post completo antes de poner algún estatus espiritual e indignado en Facebook. Lo que escribí arriba es mi experiencia, y es lo que me consta. Por eso lo comparto.

Volviendo a la fotografía, que ha sido como una medicina desintoxicante de mi atraco teológico-eclesial, ha sido grato ir descubriendo conceptos e ideas de este arte que se aplican mucho en la vida diaria. Y ahí es donde entra el bokeh.

Para obtener un buen bokeh, necesitas un lente primo o fijo, de los que no hacen zoom, y lograr una apertura máxima, que curiosamente es un número pequeño. Mientras más pequeño es el número, (ejem f/1.4), mayor es la apertura de lente, mejor enfoque tendrás en tu sujeto principal y más borroso quedará el fondo de tu imagen. He leído que una buena fotografía es aquella que tiene un objetivo claro, sin muchos otros elementos en la composición que distraigan la vista de el que la aprecie. Una imagen con un bokeh definido habla por si sola, ya que tu objetivo domina la imagen y atrae la atención del ojo sin demoras.

Te digo algo. Mi vida por muchos años fue una inmensa colección de fotos sin bokeh. He vivido siguiendo la idea de que mientras más cosas acaparara en la foto, mejor persona sería. Fotos y fotos atrincadas de colores, metas, rostros, ideas, proyectos, cultos, biblias, más cultos, más biblias…etc. Imágenes apresuradas, habituadas a lo mucho, repletas de texturas manipuladas y mal interpretadas. Miles de fotos que al final no decían nada, porque cualquiera que fuera la idea principal, se perdía entre el enredo de tantas cosas acomodadas en poco espacio.

Hasta que se me rompió el lente. Y se hizo pedazos, añicos, diminutos cristales esparcidos por todos lados, peligrosos y afilados. No tuve otra opción que cambiar de lente y aprender a manejar esas aperturas de número pequeño. Aperturas para bokeh.

Porque cuando estás como estoy yo ahora, solo puedes hacer una cosa a la vez, y el resto del mundo….es sumamente borroso. Padezco de una severa depresión clínica y síndrome de estrés post traumatico. No, no es un problema espiritual, ni es un ataque del “diablo”. No se quita con “todolopuedoencristoquemefortalece”. Es una enfermedad. Aunque no lo creas. Tomo medicinas, padezco los efectos secundarios, voy a terapias, estoy tratando de mejorarme. Pero todo es lento, dolorosamente lento. Y si te cruzó Job por la cabeza, no, no he renegado de Dios.

Ahora los días de mi vida son fotos con bokeh. Solo me enfoco en una sola cosa, y todo lo demás queda como un campo de fondo difuso, y hasta confuso. Pero no importa, un objetivo a la vez. Cada día es una imagen que hay que trabajar, a veces con pocas fuerzas y mucho dolor. Busco concentrarme un solo una cosa, solo una, y el resto…el resto está borroso.

El resto es Bokeh.

Informate:

Depresión clínica : aquí

Sindrome de estrés post traumatico: aquí

2 thoughts on “Bokeh.

  1. Acere, ya tu sabes que yo soy tu fan y me encanta tu manera de trasmitir tus pensamientos, ideas suenos creencias etc. un abrazo muy fuerte y echa pa’lante.

  2. Tu abrazo virtual y tu café me trajeron aqui; y es que hace tiempo que no leo blogs, casi no entro a twitter y FB nomas para contestar mensajes… demasiado ruido, no me puedo concentrar… Pero hoy se me ocurrió expresar mi estado de animo, llegaste y tus palabras me hicieron recordar que tienes un buen blog. Y mira! vengo y me encuentro más cosas que me animan.
    A mi también se me ha roto el lente; he tenido que conseguir otro y aislarme de tanto ruido, yo tampoco puedo enfocarme en todo, sólo una cosa a la vez. Mucho tiempo intenté ser “la buena en todo”, no pude, no puedo y ya no quiero.
    Y hoy, te pusiste justo en medio de mi lente y de todo lo demás (todo eso que me ha hecho llorar por días) y me senti bien, entonces todo aquel ruido se hizo bokeh.
    Gracias!! Mil mil gracias por tomarte unos minutos y escribirme algo, aveces eso puede hacer una gran diferencia en las decisiones en la vida de uno.
    Un abrazo y una enorme taza de café veracruzano con mucho cariño!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s