La palabra.

Hay una palabra que te quiero decir.

La busco y la persigo entre la bruma de mis pensamientos, es una palabra que huye, que se hace humo entre mis manos cuando creo que por fin la tengo.

Hay una palabra que sé que existe.

No sé si es una respuesta, o una explicación, o la suma de las lágrimas caídas bajo mis pies. Solo sé que la debo decir, que la tengo que alcanzar.

Es una palabra imposible, lejana, pero tan cierta como este peso que aplasta mis ojos.

Y esa palabra será la brisa que te hará entender, tal vez el dolor que te hará callar, será el espejo donde verás todo lo que creo, será el silencio y el nombre para todas aquellas batallas.

Hay una palabra que está detrás de mi garganta. Prisionera, desgarrando las paredes solitarias, huérfanas del tiempo, empujando los barrotes del olvido.

Créeme cuando te digo que he de llegar a esa palabra. He de llegar con la noche, con el frio, con la calma.

Y entonces el miedo será un recuerdo, el corazón reposará en el misterio que abraza la mañana.

Y la palabra será para siempre mia, sin espinas, libre y abriendo sus alas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s