Así de simple.

 

 

 

 

 

 

Y tu que me estas leyendo: ¿Tu corazón está donde está tu cuerpo?… ¿o como el mío, hoy se fue de viaje sin avisarte?. Si tu corazón te ha dejado, no estás sólo, somos muchos los que a veces vagamos por el mundo con un espacio vacío en el pecho, esperando que nuestro corazón regresé o que nuestro cuerpo se arme de valor y lo encuentre en alguna parte.” (Mary Anna, de Entre Lineas y Arenas).

Yo no tengo una vida perfecta, donde todo está en su lugar. A veces siento que no encajo en ninguna parte, y me siento más sola que el Principito viendo sus puestas de sol. A veces siento que un pedazo de mi se quedó bajo la sombra de algún arbol del camino, y que definitivamente me toca tener el alma medio coja y descalza.

Soy cristiana, hija de Dios por su gracia. Pero no marcho en las filas de los “bendecidos” ni los “siempre en victoria”. Esa no soy yo. Amo a Dios por lo que El es, porque me salvó y me salva a cada instante, no porque que me colma de cosas lindas y cumple mis deseos, porque honestamente hablando, hay muy pocas que yo haya deseado y desee que haya visto realizadas, no quiero aparentar nada. Dios no es maquina de refrescos ni mi galleta de la fortuna, mi amor por El no depende de tener y vivir como quisiera, así como su incomprensible Amor por mi no depende que yo sea un as de la espiritualidad que cante alabanzas todo el dia. El me ama tal cual soy y no hay palabras que yo pueda decir para describir la pertenencia mutua que tenemos.

Creo en el intento continuo de amar la vida como venga. No busco la famosa felicidad y tampoco me interesa definirla. Rio y lloro sin rendirle cuentas a nadie y doy abrazos sin pedir permiso. Vivo con añoranzas y evasiones, y estoy convencida que aquello que lo más profundo de mi anhela, no está en esta tierra, está en la eternidad. Yo voy de camino hacia esa ciudad, y mientras tomaré fotografías del paisaje.

Y escribo… a veces, arrancando el silencio de las palabras que duermen en mi pecho. Escribo para ver si logro traducir los sentimientos en mil idiomas que anidan en mi cabeza. Y lanzo las palabras a este espacio, para que se pierdan y terminen en los ojos de alguien más, o para que simplemente quede memoria de lo que voy viviendo.

Esta soy yo. Así de simple.

12 thoughts on “Así de simple.

  1. Nada simple Brisa, nada simple!!
    Como tu vives, como ves la vida, son cosas que admiro!
    Me he sentido muchas veces identificada contigo… en ese viajar, sola y aveces gratamente (o ingratamente) acompañada… tomando fotos del paisaje.
    Si, aun me es un misterio eso de que algunos vivan “bendecidos” y a otros la vida nos resulte más complicada… algún día lo sabremos. Mientras, es bueno saber que podemos aguantar (incluso disfrutar) de un viaje con turbulencias, esperando el momento que lleguemos a esa ciudad que anhelamos.

    Tus palabras me han llegado profundamente.
    Un abrazo enorme! y un café para el camino! Con todo mi cariño.

  2. Brisa:
    Al leerte, me siento tan pero tan identificado contigo.
    Creo que Dios es tan simple que sólo las personas simples lo pueden vislumbrar y transmitir.
    Qué bueno saber que en el mundo peregrinan personas que piensan como tú. Seguimos en el camino, con o sin “bendición”, con o sin “victorias”, con o sin “unción”, con o sin “promesas” (todo entre comillas).
    Abrazo grande!

  3. Si, no siempre somos lo “bendecidas” que quisieramos.. pero al no serlo, al tenerlo todo sin tener nada.. al ser hijas de Dios x gracia… al poder tomar fotos del paisaje, al sabernos camino a la ciudad perfecta, al caer sabiendo que El nos levanta, que estamos hoy en el lugar donde debemos estar en un forzoso entrenamiendo y que un dia solo El podra completar Su gozo en nosotros…. YA SOMOS BENDECIDAS (sin comillas y con mayuscula). Sigue recorriendo, sigue. anorando, sigue jugando y riendo… sin olvidar que VIVIR aqui.. tambien vale la pena! Te kiero Bekika!

  4. Ah, la cita del encabezamiento no podía ser más acertada. O como dijo Jesús que “donde esté nuestro tesoro allí estará nuestro corazón”. Y uno que el corazón lo tiene en el Caribe, ya te imaginarás como falta ese calor. Pero nada, Dios nos da lo que necesitamos cada día.

    Un abrazo cristiano y martiano.
    🙂

  5. ¡Lindo tu escrito como toda tú! Con eso mi amada Brisa…¡eres más que bendecida! Todos tenemos diferentes tipos de viaje, pero nada está fuera de su control. Continúa ejerciendo tu preciosa habilidad, mi bendecida amiga. No todo son mansiones, coches de lujo, viajes internacionales a los sitios de moda, claro que no me caería mal cualquier cosa de esas, je,je,🙂 pero con el sólo hecho de ser sus hijas, ¡somos más que bendecidas! Cuento con tu amor y oraciones, ¿puedo pedir algo más?
    I love you so much. Algún día nos veremos.

  6. La vida tampoco me trata tan bien, como yo quisiera que fuese. pero gracias a Dios que nos regala aquellos SEGUNDOS, esos INSTANTES, de felicidad que nos hacen olvidar todo lo amargo de la vida. y solo gracias a Cristo podemos decir que la vida es una bendicion.
    Me encanto lo que escribiste, bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s