Notas viejas.

Junio 5, 2003. Rio de Janeiro, Brasil.

El Señor es mi pastor, en lugares de delicados pastos me hará descansar. Salmo 23.

Y ahora todo lo que tengo son deseos de escribir. Ideas fugaces, saladas.

En medio de esta noche densa, la vida se acurruca detrás del leve temblor de mis pupílas.

He visto el mar llorar. Me ha pasado una tormenta por encima.

He dejado de ser aquella canción, para poco a poco perderme en el silencio de mis pensamientos.

He dejado de ser muchas cosas, y desde ahora iré atardeciendo irremediablemente.

Es como si este viaje nunca fuera a terminar.

Dentro de poco partiré. Cuando llegue a casa finalmente podré dormir.

Y todo esto será el pasado.

 

6 thoughts on “Notas viejas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s