Arroz congris.

Yo por un plato de arroz congris cambio mi primogenitura, si señor. Es uno de los platillos cubanos que más disfrutamos en mi casa, una olla de congris desaparece casi tan rápido como una coladita de café .

Y es que para nosotros, que en realidad no tenemos mucho hábito de restaurantes, y si una cultura de cocinar y de cocineros por herencia, la comida hecha en casa es algo que no tiene comparación, así sea un huevo frito.

Recuerdo que a pesar de la escazes y la simpleza que reinaban tantas veces en nuestra cocina de Cuba, lo que se ponia en el plato sabía rico. Porque mi papá habia hecho mil piruetas para conseguir la comida, porque mi mamá habia combinado perfectamente el ajo con la cebolla y el poquito de aceite en aquél fogón de petróleo, y porque aquellas porciones pequeñas y contadas la mayoria del tiempo, eran un logro y una bendición.

Cuando huelo el arroz congris, irremediablemente mi gente y mi tierra llenan la mesa. Comerlo es sentirme envuelta de la isla y de las risas familiares. Sentir que a pesar de los años y la distancia algo tan simple como un plato de comida nos une, que seguimos amando nuestros sabores con todo el corazón.

Y por un rato todas las preocupaciones se van con el humo que sale de la olla. Y la vida es tan simple como pelar un platano maduro y ponerlo en mi plato. Y pienso que en realidad soy muy rica, porque afuera es de noche y yo me puedo refugiar en mi cocina, cerrar los ojos….y ahí siempre habrá un mediodia cubano.

                                              

8 thoughts on “Arroz congris.

  1. Mi hermana, como nuestro congrí no hay nada.

    A mí como más me gusta es cuando el sofrito lleva chorizo español, ¡madre mía! qué cosa más rica. Y bueno, aquí cuando preparamos hacemos un ollón, y como muchas veces sobra hasta el día siguiente…le tiras un poquito de aceite de oliva un ajitos y ya, te queda como nuevo. Si es que el congrí yo me lo como hasta solo.

    Y bueno para combinar con huevo ni se diga, yo me preparo unas tortillas de huevo con bastante ajo y cebolla, y eso queda pa’ chuparse los dedos.

    Dicen que los boricuas también lo hacen, le dicen arroz con habichuelas.

    Que viva Cubita y su cocina.

  2. Interesante!
    Aunque no soy cubano, queria agregar que cuando yo he ido a comer congris a tu casa, la olla de congris creo que ha desaparecido instantaneamente.

  3. Cuando fui a Cuba comí congris y es una delicia. Aquí le llamamos moros con cristianos, pero es diferente. Cómo me gustaría compartir contigo y en tu casa esa olla de congris!!!
    Y tienes toda la razón: somos muy bendecidos porque tenemos un techo, algo que ponernos y algo que comer.
    Te quiero amiguita.

  4. Mi amada cubanita, tus recuerdos también me traen recuerdos gratos que a mi me saben a “abuelita”, je,je. Me encantaría probar el Congris, que por acá lo conozco como “morisqueta” o también: “moros con cristianos”, ja,ja,ja, pero como dice Triple que por allá este mismo guiso sabe…¡wow! pues me gustaría compartirlo contigo y saborear esa delicia.
    Te dejo mi cariño.

  5. Yo no como frijoles de ningún tipo pero cuando de congrís se trata …… no way! Eso vuela en mi plato! Que rico! ……. Ah! Dijiste lo de la primogenitura en serio?

  6. Y yo… yo jamas he comido congris!😦 Pero sin duda la comida nos lleva también a lugares del pasado y lo sentimos como el presente. Dime a mí que cada vez que puedo me voy a buscar mis yuquitas en Balconcillo, el lugar donde viví en mi infancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s